Está claro que la evolución natural de este auge por los ordenadores de pequeño tamaño es dotarlos cada vez de mayor potencia no sólo en lo relativo al procesador,ya que en este aspecto cada vez son más potentes y cumplen perfectamente su cometido; me refiero a la tarjeta gráfica integrada,ya que la mayoría de los minipc están dominados por la solución de Intel,ya sea la Intel Hd 4000,3000,5000, etc.

El caso es que este nuevo modelo introducido por Zotac incluye una gráfica que si no es la más potente del mercado,si que cumple perfectamente para poder jugar a juegos de última generación,aunque no sea a resoluciones muy altas ni con los ajustes gráficos al máximo.

Pero está claro que con este Zotac Zbox En760 si que puedes estar más o menos a la par con juegos de consolas como la Ps3 o Xbox 360,y eso en formato minipc es decir mucho.

Os dejo una estupenda review que he encontrado en la página Hispazone para que os hagáis una idea de lo que os vais a encontrar:

 

“Los barebone compactos son una forma inteligente de tener un PC en un formato realmente compacto. Está claro que cuando subimos prestaciones los formatos también crecen pero siempre hay un punto que separa al ordenador compacto, el que podemos incluso colgar detrás de nuestro monitor, de un PC convencional por pequeño que sea. La duda es si reducir tanto el volumen puede significar perder la esencia y el rendimiento del PC.

En el caso de este nuevo Zotac podemos verlo como la maquinaria de un portátil gaming de gama media integrado en un pequeño chasis. No sé si la imagen queda clara pero se resume en un ordenador bastante capaz, muy versátil, en un tamaño realmente compacto.

Procesador móvil

El anterior modelo EI750 integraba un procesador Intel Core Haswell 4770R con una gráfica Iris Pro 5200 con 128MB de memoria embebida. Una tarjeta gráfica integrada en un procesador con un consumo medio de 65w TDP. Un potente procesador de cuatro núcleos, ocho hilos de proceso y frecuencias de hasta 3.9Ghz en modo turbo. Un barebone potente que nos demostró un buen comportamiento salvo algo de temperaturas elevadas en oscilaciones grandes que hacía que el ventilador del sistema cambiara muy frecuentemente de frecuencia.

Debajo de este conjunto de disipación, muy parecido al que encontramos en  muchos portátiles, está el procesador, la gráfica dedicada y el chipset.

Este modelo ataca la solución gaming desde un punto de vista más inteligente, al menos bajo nuestro punto de vista. El EN760 cambia el procesador Core i7 de sobremesa por un procesador que podemos encontrar en sistemas ultrabook de gama media y alta. Se trata de un procesador Core i5-4200U con dos núcleos y cuatro hilos de proceso. Este procesador consume tan solo 15w e integra también una tarjeta gráfica pero en este montaje Zotac directamente confía toda la carga gráfica a la tarjeta de Nvidia, que también tiene buenos sistemas de ahorro de energía.

El procesador trabaja con frecuencias de hasta 2.6GHz en modo turbo aunque su frecuencia nominal es de 1.6GHz. Es un procesador ágil, no tenéis nada que temer, mueve Windows o Linux de forma excepcional, soporta hasta 16GB de memoria DDR3, y su tarjeta gráfica integrada nos permitirá reducir consumos mientras que no usamos la gráfica dedicada. Es un procesador perfecto para este formato que reducirá ruidos y consumos en general.

 

El sistema de disipación del EI750 estaba pensado para un procesador que con su gráfica integrada producía hasta 65w que disipar. El sistema de disipación del EN760 es el mismo realmente. Misma turbina y prácticamente mismo volumen de disipador combinado aluminio-cobre. La ventaja es que el procesador usado solo consume 15 vatios así que tenemos 50w de margen y Zotac ha introducido una gráfica de última generación y gama media en esos 50w.

La Geforce GTX 860M es una gráfica de última generación con un consumo TDP de 40-45w, un total de 60w para este barebone entre gráfica y procesador, que tiene prácticamente las prestaciones de la solvente Geforce GTX 750Ti de sobremesa.

A saber: 640 motores de shaders, 2GB de memoria GDDR5 a 5gbps con un bus de memoria de 128-Bit, que producen un ancho de banda de algo más de 80GB/s. Las frecuencias de trabajo son algo inferiores a los modelos de sobremesa, por razones de consumo, pero supera el Gigahercio para la GPU y las memorias trabajan a 1253MHz en una configuración QDR. Es una gráfica solvente para jugar a los últimos juegos en DirectX 11 y con resoluciones de hasta 1920×1080 con calidades medias-altas.

Su potencia de proceso puede ser utilizada también para la creación y reproducción de contenidos. Con una gráfica similar muevo yo a diario un monitor 4k para trabajar con también algo de juego ocasional aunque, claro está, sin resoluciones nativas en los juegos más exigentes. La pena y realmente lo es, es que Zotac no ha añadido un conector Displayport con el que conectar monitores 4k a 60Hz a este barebone.

 

 

Este barebone usa el mismo chasis gaming que Zotac introdujo para los EI730 y EI750. Es un Zbox un poco más ancho pero con un concepto realmente bueno de la gestión con una apertura sencilla y facilidades de todo tipo para que el usuario monte o amplíe los componentes internos.

En su interior encontraremos dos bancos de memoria DDR3 de tipo SODIMM. Soporta modelos de memorias con frecuencias de hasta 1866MHz. Podemos instalar hasta 16GB de RAM que es una cantidad suficiente como para dar salida a todo un señor equipo para edición de imagen.

 

 

Debajo del disco duro de 2.5″ encontramos los dos slots de memoria DDR3 de tipo SODIMM.

 

El almacenamiento corre a cargo de dos tipos de conectores. Por un lado un interfaz mSATA para discos SSD con este formato y conectado a SATA 6gbps. Por otro, un conector SATA de 2.5” para discos SSD o mecánicos. Podremos montar un RAID entre ambos conectores pero no me parece lo más acertado. Lo suyo es que podamos contar con almacenamiento SSD aprovechando el mSATA, y los precios actuales de estos discos, y un disco mecánico económico donde almacenar masivamente. La posibilidad está ahí y eso es importante.

 

 

Justo encima de la tarjeta inalámbrica podemos fijar un disco duro de tipo mSATA.

 

 

 

Detalle del zócalo de discos de 2.5″, no se necesitan herramientas para su montaje y bloqueo.

 

El chasis gaming de Zotac permite su uso en tres modos diferentes. Por un lado tumbado, en horizontal, con unas buenas patas para evitar las vibraciones en superficies muy rígidas, también podemos montarlo en vertical con el pie incluido, que también tiene un sistema para evitar vibraciones y por último colgado de un soporte VESA 100. Este soporte también se incluye así que no tendremos que comprar ningún accesorio de montaje.

Del formato me gusta la gran entrada de aire lateral, la expulsión del aire caliente por la zona superior y la buena conectividad tanto trasera como delantera. Ahora veremos más a fondo este aspecto. Pero antes una foto de familia de todos los accesorios que vienen con este barebone. Debo recordar que Zotac lo comercializa de dos modos, con y sin memoria y disco duro. Si lo compramos sin almacenamiento y memoria habrá que añadírselo para que sea completamente funcional.

 

 

Con un chipset H87M encontraremos que este barebone está dotado con las tecnologías conectivas más modernas. Ya sabemos que soporta SATA 6gbps, incluso en modos RAID, pero también tendremos soporte nativo para USB 3.0. Concretamente hasta cuatro puertos con este interfaz. Dos de ellos están en la zona posterior, uno en  el frente y otro en la parte superior del barebone.

La conectividad de redes viene a cargo de dos chips Intel Ethernet Gigabit, con capacidad para trabajar en conjunto, y de una tarjeta inalámbrica combinada Centrino 3160 de Intel. Este chip nos ofrece Wifi AC de hasta 433mbps y Bluetooth 4.0 EDR. Soporta 5GHz y Zotac realiza un buen montaje de doble antena con una cobertura excelente.

El resto de la conectividad de este barebone nos ofrece dos conectores de sonido analógico en el frente (entrada y salida), un lector de tarjetas de tipo SD y un receptor de infrarrojos. Ya que estamos con el frontal decir también que incorpora leds en el botón de encendido, para conocer la actividad, otro led para la actividad de los medios de almacenamiento y otro más para la actividad del interfaz inalámbrico.

En la parte trasera encontraremos las dos posiciones de antena, bien separadas para mejorar su funcionamiento, una salida de audio digital tipo SPDIF óptico, los dos puertos Ethernet ya descritos, los conectores USB 3.0, un conector DVI de doble enlace, un conector HDMI de tipo 1.4b y el conector del adaptador de corriente. El adaptador de corriente es algo más compacto y ofrece una potencia de 120w. En nuestras pruebas, a máxima exigencia de gráfica y procesador, el consumo no ha superado de los 73w así que este cargador va más que sobredimensionado y seguramente se incluya simplemente para cubrir las necesidades este barebone y otros que ya existen o están por llegar.

 

 

Hemos realizado algunas pruebas de benchmark que vamos a comparar con otros resultados de gráficas móviles que hemos tenido la suerte de probar recientemente. Pero para mí sin duda lo más interesante es que eches un vistazo a nuestras pruebas de rendimiento real en el vídeo que sigue a este párrafo. En él se ve el verdadero potencial de este barebone para un entorno de monitor de 1080p.

 El rendimiento general de esta unidad es bueno, a la altura de portátiles de calidad y su tamaño es realmente compacto. Podemos colocarlo detrás de nuestro monitor panorámico y nos olvidares de que existe.  Su comportamiento térmico y sonoro es excelente, mucho mejor que el del modelo EI750. Aunque integra dos gráficas, una a manos del procesador de Intel, no tendremos acceso a la tecnología Optimus y lo cierto es que tampoco tendría mucho sentido puesto que no hay batería que ahorrar y la gráfica dedicada ya cuenta también con sus propios sistemas de reducción de frecuencias y consumos cuando está en reposo.

PCMark8 V2 Home con OpenCL

3DMark FireStrike

En nuestro ímpetu por conocer más de este modelo hemos realizado algunas pruebas de reproducción de video 4k. Los consumos oscilan entre el 6-8% mediante el reproductor multimedia de Windows 8.1 y el 17% de VLC. Ambos con aceleración por hardware. Puedo añadir también que todas las pruebas han sido realizadas usando el interfaz Wifi-AC de Intel integrado en este barebone sin el más mínimo problema de velocidad de transferencia.

La única capacidad de overclocking que encontraremos en este barebone será la que podamos sacar por software de la tarjeta gráfica. La Bios es de tipo UEFI, completamente compatible con las prestaciones más avanzadas de Windows 8, pero no está pensada para realizar ningún tipo de overclocking a un procesador, que por otro lado, tampoco está diseñado para eso.

 

 

Este barebone, en su conjunto, es el mejor que he probado nunca. Es ágil, es eficiente, se puede montar como queramos y sin duda sigue siendo compacto. Su comportamiento sonoro es muy bueno, apenas un susurro cuando jugamos y sus prestaciones integradas son de gran calidad.

Todo es interesante en este uso de tecnología de computación móvil en un entorno de sobremesa menos por una cosa. Zotac nos ofrece este barebone dentro de su gama gaming/4k y sin duda podemos conectar este barebone por HDMI a una televisión 4k y disfrutar de contenidos de este tipo, incluso los consumos de CPU son ridículos haciéndolo, pero si queremos usarlo como una pequeña estación de trabajo nos encontraremos con la falta de un conector Displayport 1.2 que nos ofrezca resoluciones 4k a un refresco más adecuado de 60Hz. Zotac podría haber rematado un producto redondo y no lo ha hecho, espero que haya más suerte en una próxima ocasión.

Esto no quiere decir que realmente no cumpla con sus objetivos que es dar una buena solución, de bajo consumo y tamaño compacto para HTPC donde también vayamos a jugar a los últimos juegos, pero hubiera sido la guinda del pastel a un producto magnifico.”

 

 

Pues viendo esta fantástica review está claro que estamos ante un gran producto con un tamaño ideal y magnífico para poder instalar detrás de nuestro televisor si disponemos de anclaje Vesa;muy potente y versátil y que nos permite poder jugar a juegos de última generación sin problemas y a una buena resolución.

Tiene muy buena conectividad aunque se echa de menos otro conector Usb 3.0;se supone que el tema de la refrigeración estará controlada porque sino con ese procesador y gráfica el equipo se puede poner a unas temperaturas muy elevadas.

Os dejo un vídeo para que os hagáis una idea de lo que os puede ofrecer este producto:

 

 

 

 

El producto se presenta en dos versiones: una a la que hay que añadirle disco duro y ram para ser funcional y luego está la versión plus que dispone de 8 Gb de Ram y disco duro de 1 Tb a 5.400 rpm.

En cuanto a precios la versión normal está en torno a los 490 euros y la plus a 640 euros.

La verdad es que no puedo más que recomendar este producto tanto por sus características como por la calidad a la que Zotac nos tiene acostumbrados,aunque el precio para mi sea un poco elevado.Recomendado.